Vicario

Lo que identifica la fe cristiana es la creencia en la salvación a través de Jesucristo. La base para la salvación está en la creencia de que no solo Cristo murió como rescate por los pecados de la humanidad, sino que también fue resucitado de la muerte al tercer día. Ese es, en esencia, el evangelio que la fe cristiana cree y predica. Decir que Cristo murió en nombre de la humanidad es declarar que tomó la pena que estaba destinada a la humanidad a causa del pecado.

Vicario literalmente significa actuar como un sustituto, en teología significa que Cristo sufrió la paga del pecado en nombre de la humanidad. La creencia de que Cristo sirvió como expiación por los pecados del mundo, es clave en la teología cristiana. El sufrimiento vicario de Cristo significa que fue él quien, voluntariamente, sustituyo el lugar del ser humano en la Cruz, no solo lo sustituyo, sufrió en su lugar, y murió en su lugar. Decir que Cristo fue vicario significa que en la Cruz no solo murió por el hombre sin que actúa comoprofeta, sacerdote y rey.

Jesús es visto como un profeta en el sentido de que revela un reino futuro, uno que promete perfección, un ambiente sostenido por él, una esfera operada por el vicario, un lugar donde ejercerá no solo un dominio absoluto sino perfecto, sobre todo y todos. Como sacerdote, se dio a sí mismo como el sacrificio perfecto; ya que encarnó un amor inigualable y una obediencia completa para servir como el único rescate posiblepara obtener la expiación de los pecados de la humanidad. Solo él pudo satisfacerlos requisitos para abolir el pecado, sus consecuencias y su influencia sobre las vidas de quienes depositan su fe en el sacrificio de redención ofrecido por Jesucristo. Como rey, Cristo encarnala victoria final sobre el mal, su dominio e influencia sobre un mundo que, con el tiempo, experimentará una transformación completa y magnifica.

El sufrimiento vicario de Cristo adquiere un amplio alcance e impactoen las vidas de aquellos que creen en él, a medida que incorporamos a la ecuación la realidad de la trinidad. Jesucristo no es solo el vicario de la humanidad, él es la segunda persona de la trinidad, él es el Hijo. No fue solamente Jesús, el hombre, quien murió en la cruz hace casi dos mil años, sino el Hijo de Dios, el que se ofreció a sí mismo como rescate por muchos. Fue esta dualidadla que haceque el sacrificio vicario sea perfecto. Es precisamente el hecho de que un ser divino sirvió como vicario en nombre de su creación, que este sacrificio gana importancia y obtiene pleno poder mediante la resurrección.

Hay otro aspecto sobre la teología cristiana que no solo da coherencia, sino que le da sentido al evangelio, y es la resurrección de Jesucristo. En palabras del apóstol Pablo: “Y si Cristo no ha resucitado, toda nuestra predicación ha sido en vano y su fe es inútil” (1 Corintios 15:14 TPT) La solidez del evangelio cristiano descansa en la resurrección de Cristo. Por lo tanto, sin la resurrección de Cristo, el acto vicario que tuvo lugar en la cruz perdería el sentido, la solidez y la validez con la que cuenta.

La centralidad de la expiación vicaria trae significadoa la fe de millones de personas que creen en el evangelio. Aporta relevanciaa la fe de los creyentes en todo el mundo, ya que el sufrimiento vicario es el medio por el cual su salvación no solo se obtuvo, sino que se garantizó. La Biblia es clara al decir que el evangelio en el cual creen los cristianos encuentra apoyo y fundamento en la realidad de la resurrección de Jesús.

La resurrección de Jesús no es solo la base para la veracidad del evangelio que la Iglesia cristiana sostiene y predica, sino que es lo único que la diferencia de otros grupos religiosos, doctrinas y filosofías. Es precisamente la resurrección del Hijo lo que confirma la expiación vicaria, es la resurrección de Cristo la que manifiesta que, precisamente, fue el Padre por medio de el poder del Espíritu Santo, el que realizóla resurrección. La realidad del acto por el cual la segunda persona de la trinidad fungió como vicario, sufrió la paga del pecado sobre sí mismo, obtiene validez a través de una confirmación divina, a la vez sobrenatural, como la resurrección fue y continúa siendo. Ningún otro sistema religioso, creencia o filosofía afirma que el objeto de su adoración ha regresado de la muerte. El significado de lo que se ha expuesto aquí es que aquellos que creenen el evangelio cristiano obtienen seguridad, su fe es fortalecida, y se produce un profundo sentimiento de gratitud en sus corazones, todo esto culmina en un deseo de no solo obedecer a Dios sino servir al Vicario.

There are no reviews yet.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Start typing and press Enter to search